Passez au contenu principal

Arquitectura y palacios en Florencia

 

El hábitat en Florencia durante la alta Edad media y la edad media central, como en muchas otras partes de Europa, es un hábitat esencialmente de madera. Reanudando el trazado romano, pero en un perímetro más estrecho, este armazón urbano se cubrió más tarde con la nueva ciudad de piedra, y muy pocos rastros quedan visibles aùn.

La casa florentina medieval


La casa florentina medieval, tal qu’on puede aún l’adm por lugares se desarrolla esencialmente entre XIIe e XIVe siglo, tan a l’intérieur de l’ence romano qu’à a l’extérieur, en la nueva zona delimitada por una extensión medieval de l’ence romano hacia l’Arno (1078) luego por las construcciones d’ nuevo recinto a partir de 1173.

Como a menudo, esta "casa con patio" (casa-corte) responde a dos funciones : recibe una actividad comercial, esencialmente en planta baja, en el patio, y en los edificios de la parte trasera (parte en verde), y sirve de vivienda, en los pisos, tanto en el edificio de frente como en los edificios traseros (parte en marrón). Tiene sobre la calle una fachada de unos diez metros de anchura, ocupada en por almacenes de venta en planta baja. La escalera para subir en la vivienda se encuentra en el patio, al exterior. Las torres, que habían sido probablemente las primeras construcciones en piedra, se encuentran naturalmente englobadas en estas nuevas construcciones, y permiten tener aùn mas espacio, sobre todo en término de almacenes y depositos. Pocas torres están habitadas en la ciudad de Florencia en la epoca, por ser mucho menos confortables que las viviendas. Por supuesto, no existe un único plan para estas casas, que se adaptan a las necesidades de la construcción y del urbanismo. Pero los elementos principales son mas o menos fijos.

De la casa al palacio


Pasar de la casa al palacio es bastante natural, a medida que la riqueza y la influencia de las familias aumentan. Las casas familiares entran entonces a ser parte de conjuntos más importantes, que funcionan a la manera de un castillo o fortaleza. Los materiales utilizados, la piedra local bruta en la mayoría de los casos, permiten una mayor altura de los edificios, y de renforzar las paredes. Pero la forma de estos palacios es austera y masiva, y seguramente amenazadora. Se los equipa extériormente de sporti, saledizos, que permiten vigilar y amenazar eventuales enemigos. Se utilizan elementos de arquitectura militar, incluso en ciudad: las torres se multiplican en el perímetro de estas fortalezas urbanas, con funciones de tambien de vigilancia, y de protección de las familias del lugar. Se cuenta un centenar de torres en Florencia hacia el 1180, según los historiadores. Al interior de estas fortalezas se encuentran algunas funciones indispensables : capillas, pozo, almacenamiento de mercancías y de alimentacion…

Arquitectura de los palacios florentinos


No se puede hablar de los palacios de Florencia sin integrarlos en el conjunto de los movimientos arquitectónicos europeos e Italianos del periodo.

El arte romanico florece en torno a l’año mil, en el momento de una gran renovación económica, política y cultural. Las innovaciones técnicas y arquitectónicas fueron numerosas (arcos, bovedas…), y la arquitectura civil pública y como la de las residencias principescas se desarrolla, en particular modo en las ciudades. En Florencia, son sobre todo las torres, privadas o públicas, que llevan aún la marca de este estilo, que se reconoce a su aparato en piedras irregulares.

La arquitectura gótica, manifiesta en los edificios oficiales de Italia del Norte con palacios de dos pisos, dotados de una gran sala común que ocupa todo el primer piso, destinada a grandes reuniones, y en planta baja bajo, de un amplio pórtico abierto al público. En FLorencia, el estilo es diferente, por ejemplo en el Palazzo del Bargello. El estilo gótico comunal, diferente, visible en toda Toscana, conserva formas austeras de los estilos precedentes, y tiene un aparato exterior de piedras brutas o de almohadillas. Los esfuerzos decorativos son limitados: pocas ventanas, en los pisos bajos, ventanas ojivales más arriba sobre las fachadas; pasarelas en saledizo y sectores en la cumbre del edificio. Las torres que flanquean estos palacios, a la manera de un campanario, tienen por ambición de ser las más altas de la ciudad. Lo que trae, por ejemplo en Florencia, a la proibicion en 1290 de torres privadas de más de 50 brazas (29 metros). Todas las torres de la ciudad tuvieron que limitarse a esta altura máxima.

En las construcciones privadas, se encuentran las grandes líneas del estilo gotico en la fachada y el plan del Palazzo Davanzati (hacia 1350). Evolución natural de la casa-corte, implica sobre el frente tres soportales, abiertos hacia los almacenes, y que dan en su parte trasera en el patio y los otros edificios, donde debía estar almacenada la mercancía, en planta baja. El edificio sobre la calle cuenta tres pisos y un cuarto en loggia, cuyo dibujo actual está del siglo XVI, seguramente en replazamiento de mas antiguos sectores. A cada nivel corresponde un diferente aparato, y los pisos van disminuyendo en altura, a medida que se sube en los pisos del edificio. Las ventanas son ojivales.