Passez au contenu principal

El palazzo Bartolini,
Hôtel Porta Rossa de Florencia

 

E l Palazzo Bartolini, dicho tambien Palazzo degli Sportici, corresponde por su aspecto actual a principios del siglo XVI. Pero se sabe que la parte fundamental de los edificios del barrio, case-corti y case-torri, son de los siglos XII y XIII. En el sector de la piazza Santa Trinita las torres, incluida La Torre Monalda, actualmente parte del palacio, son atestadas en las fuentes a partir de la mitad del siglo XIII, y sus proprietarios, los Spini, son proprietarios en este sector de la ciudad desde la mitad del siglo XII por lo menos. El edificio alrededor de la torre Monalda pertenecía a Angelo y Guido Scali, y por sucesión, llego en 1369 en mano de Costanza del Mula Soldanieri, esposa de Neri di Lapo.

Se sabe también que las primeras menciones de la Locanda del Cammello, como las del Albergho di Porta Rossa, situado por Francesco Datini en noviembre de 1386 entre la via Porta Rossa y la via delle Terme, aun corresponde al sitio de hotel actual. Lo que no se sabe en ningúno de los dos casos es si la Torre Monalda ya se incluye en el edificio o no. La cosa parece no obstante muy probable. De todas maneras, los Monaldi son titulares de la torre durante todo el final de la Edad Media florentina, y la torre fué suficientemente tiempo de su propiedad para tomar su nombre y tenerlo aún hoy en dia. Son aún proprietarios cuando, en 1477, Bartolomeo Bartolini readquiere una parte de la torre a Francesco Monaldi. Los Bartolini son ya proprietarios en este sector de la ciudad desde 1348. Esta propiedad de origen crece en el 1386, luego de nuevo en el 1420, y aún mas en 1477, con la dicha toerre. Bartolini se vuelve proprietario poco a poco toda la zona alrededor de la torre, entre la via Porta Rossa, la piazza Santa Trinita y la via delle Terme. La adquuisicion de todo el bloque de construcciones será llevado a su término por sus hijos, Giovanni y Lionardo.

Palazzo Bartolini
El plan aquí arriba muestra el Palazzo degli sportici antes de los últimos trabajos. Se hizo resultar al Oeste (trazado rojo) lo que debía ser una casa-torre originariamente, con un patio interior, las zonas de vivienda, y la torre incluida. La parte Este del edificio parece mucho menos homogénea, y resulta seguramente de la campaña de adquisiciones sucesivas del Bartolini. Los sporti en saledizo solo aparecen sobre el plan en el primer piso, en la fachada de via Porta Rossa. Las zonas en anaranjado son accesibles en el vestíbulo del hotel Porta Rossa.

Los trabajos de reestructuración comienzan via Porta Rossa, en el actual edificio del hôtel, un poquito retirados de la piazza Santa Trinita, en los años 1515-1520. El joven Baccio d' Agnolo se ve confiar entonces la reestructuración de lo que no es aún un palacio. Su construcción respeta los métodos y gustos del tiempo, proponiendo un rigor un poco anticuado de los exteriores, y utilizado los sporti, en una voluntad de volver "más gótica" y más medieval la forma del conjunto. Se sirve de ellos también en la idea de hacer corresponder mejor la Torre Monalda a el conjunto del edificio. Los sporti, utilizados en origen sobre las dos fachadas del edificio, via Porta Rossa y via delle Terme, prohibidos más tarde por decreto de la los Medici, no subsisten hoy en día que por derogación especial del Gran Duque a Luca Torrigiani en 1572, y solo en la via Porta Rossa. Esta fachada se decora de motivos ligeros, con los amapolas, marca heráldica de la familia, y otros motivos simples. El cuerpo central del edificio, sobresaliente, presenta cinco ejes verticales de ventanas, dejando dos alas laterales, de dos ejes de ventanas cada una, en retirada. Un po poco de la profundidad tipica de la perspectiva barroca es dada, paradójicamente aquí, por la utilisacion de un elemento medieval de arquitectura.

Palazzo Bartolini
Montage a partir da G.Balzanetti, Firenze ieri, oggi e domani, en Giampaolo Trotta (dir;), Gli antichi chiassi trà Ponte Vecchio e Santa Trinita, Messaggerie Toscane, 1992.

El edificio que da sobre la piazza Santa Trinita, actual Palazzo Bartolini-Salimbeni, se emprendre en torno a 1520, después de la adquisicion hecha por Giovanni y Lionardo Bartolini. Baccio construye un palacio diferente, utilizando las potencialidades mayores de apertura que da el lugar, y la posibilidad de perspectiva y puesta en escena que ofrece la plaza, Mientras que las calles Porta Rossa y delle Terme son muy cerrado y ofrecen poco retroceso y posibilidades. Utiliza un nuevo estilo, dicho 'a la romana", y utiliza los órdenes en fachada, de ambas partes del pórtico y para las ventanas, en ruptura señalada con la fachada de via Porta Rossa, por ejemplo, y con los otros palacios toscanos.

Nichos y huecos añaden a la teatralidad de la fachada, y le dan un movimiento "moderno", a pesar de su estrechez, rara para la epoca, de 16 metros solamente. Utiliza varias clases de material, la pietra forte, algo amarilla, la pietra serena, gris oscuro, y lo pietra bigia, gris claro. Su estilo, muy original en Florencia, no tendrá el éxito previsto. Es seguramente lo que lleva a Baccio a hacer grabar sobre la puerta la divisa: Carpere promptius quam imitari,osea "Criticar es más fácil que imitar". La inscripción per non dormire, "para no dormir", que se encuentra también sobre el Palazzo degli Sportici, y es un poco paradójica para un edificio de hotel, es la divisa de la Familia Salimbeni.

A partir de 1555 palacios y la torre cambian de manos, y pasan a la familia Dati, luego, en 1559, a la familia Torrigiani, de la qual los descendientes conservan aún hoy la propiedad. Una primera ola de reestructuraciones tuvo lugar entre los siglos XVI y XVII, acompañada de una serie de y embellezimientoss. Una segunda tuvo lugar al final del siglo XIX, y a principios del siglo XX, con el fin de adaptar lo mejor posible el edificio para uso de hotel confortable y moderno.